Voyeur Azteka
 
 

Regresar   Voyeur Azteka > Discusiones generales > Discusiones generales .

Discusiones generales . Aquí se puede publicar o discutir cualquier cosa que no vaya en alguna de las otras secciones...

 
 
Herramientas Estilo
Prev Post anterior   Siguiente post Next
  #1  
Old 18-mar-2018
pedrogras pedrogras no ha iniciado sesión
Voyeur en ascenso.
 
Registrado: marzo-2018
Posts: 171
pedrogras Uso administrativo unicamente
El amor, incesto y embarazo de los hermanos Parra

Hace un año, Ana y Daniel Parra confesaron en un programa de televisión que aparte de ser hermanos por parte de padre también eran novios

Imagínese que una chica de 20 años se entera de que su padre, el hombre que la abandonó de bebé y del que no ha vuelto a saber nada, ha tenido un hijo fruto de otra relación. Imagínese que un día encuentra a ese hermano por Facebook, empiezan a hablar y entablan una bonita amistad. Imagínese que ambos se dan cuenta al cabo de unos meses que se han enamorado y deciden romper con las estructuras amorosas convencionales y comenzar una relación en secreto durante dos años. Hasta que, hartos de esconderse, se atreven a sacar a la luz su historia a lo grande en un programa de televisión. Y, ahora, un año después de su confesión en público, esperan un hijo.

La historia de los hermanos Parra podría tener un prólogo sobre el amor sin barreras ni prejuicios que rompa con el tabú del incesto. Un tema recurrente para grandes novelistas de la talla de Gabriel García Márquez y Francis Scott Fitzgerald. O de la saga literaria de Juego de Tronos de George R.R. Martin. En España, el incestuoso amor de los Parra va camino de ser tan mediático como el de ficción entre Jaime y Cersei Lannister. "Ya tenemos representante y estamos pactando entrevistas exclusivas remuneradas en televisión", suelta Ana explicando el motivo por el que ahora no quiere hablar con la prensa.

Ana y Daniel Parra son novios y también hermanos. Es así de extraño. No busque una explicación racional porque el amor, si de algo carece, es de racionalidad. Ella tiene 28 años y trabaja en una tienda de decoración. Él, de 25 años, es encargado en un supermercado. Esta atípica pareja de Granollers (Barcelona) comparte apellido, apartamento, sentimientos, perro y en 13 semanas también serán padres. "Aún no sabemos hasta qué punto queremos llevar un embarazo mediático", responde por Whatsapp una dubitativa Ana. Sí que sabe que los embarazos de parejas en los que hay consanguinidad tienen sus riesgos. "Todos estamos en peligro de transmitir enfermedades genéticas recesivas (como la fibrosis quística) a nuestros hijos, aunque no haya síntomas y antecedentes en la familia. En el caso de esta pareja, por ser hermanos y compartir carga genética, las probabilidades aumentan un 25%", explica la doctora Carmen Márquez, experta en biología de la reproducción y directora de Gravida (instituto de reproducción asistida del Hospital de Barcelona).


El único caso similar al de los Parra conocido en España lo encontramos en el hogar de los hermanos Moya Peña en Cambre (A Coruña). Rosa y Daniel, que comparten ADN paterno, llevan 40 años juntos y tienen dos hijos. Un ejemplo para los hermanos catalanes, que se dieron conocer el 11 de abril de 2016 cuando Telecinco emitió un programa que transformaría para siempre sus vidas. Acudieron como hermanos a Cámbiame con la excusa de renovar su estilismo. Todo transcurrió con normalidad hasta que al final del programa soltaron la bomba que dejó boquiabierto a todo el público. "Aparte de ser hermanos nos hemos enamorado y somos pareja", contó Daniel sin titubear.

Se conocieron por Facebook
Para entender esta historia de amor hay que mirar 28 años atrás. Ana tenía sólo cinco meses cuando su padre abandonó a su familia y empezó una relación con otra mujer. Tres años después nacería Daniel. Pasado el tiempo, una adolescente Ana se enteraría de que su padre había tenido otro hijo. Entonces no dudó en buscar a su hermano en las redes sociales. El azar o el destino les hizo encontrarse a través de Facebook. El portal donde hoy comparten con normalidad todas sus aventuras amorosas. En su día se agregaron, empezaron a hablar y quedaron para conocerse en persona. Así, al principio, surgió una amistad fraternal. En aquel momento, Ana acababa de dejar a su anterior pareja y se fue a vivir sola a un apartamento en Granollers. Su hermano Daniel se mudó con ella. Conviviendo en la misma casa ambos se dieron cuenta de que su conexión iba más allá de una simple relación de amistad. Se gustaban aunque les daba miedo cruzar esa puerta por el qué dirán. "Una noche, salimos de fiesta y la besé en medio de la discoteca. Ana se quedó en shock, pero confesamos nuestros sentimientos y decidimos tirar para delante", contó Daniel en una entrevista a Univisión.

Durante los dos primeros años, decidieron llevarlo en secreto aparentando de cara al público y familia una estrecha relación de hermanos. El padre de ambos, que retomó la relación con su hija Ana, tampoco sabía nada. Los dos tenían claro que si querían tener futuro como pareja debían llevar su relación con normalidad acabando con los rumores que había en su entorno. "Cuando lo soltamos en el programa de televisión nuestro padre nos dijo que algo se olía. Mi madre no se lo tomó muy bien al principio pero ahora está encantada porque va a ser abuela", reconoció Ana. Tras la confesión en la pequeña pantalla, el padre de ambos saltó al plató para abrazarse a sus hijos; incluso comentaron en tono de broma padre e hija que si ya se podían llamar suegro y nuera. La pareja ha recibido felicitaciones por contar su historia y críticas por llevar una relación incestuosa.

El Código Civil prohíbe el matrimonio entre parientes directos, pese a que el incesto no es delito desde 1978

Ana y Daniel, que serán padres en diciembre (2017 hace tres meses), tienen en mente casarse, aunque el Código Civil prohíbe el matrimonio entre parientes directos, pese a que el incesto no es delito desde 1978. Otro de los contratiempos a los que se pueden enfrentar por su condición de hermanos es a la hora de que Dani aparezca en el libro de familia como padre del bebé. A ojos de la ley española, figuraría como su tío. "Está previsto en el Código Civil que cuando los padres son consanguíneos, sólo se puede inscribir a la madre y no al padre, salvo que haya autorización judicial con intervención del fiscal", afirma Luis Zarraluqui, presidente de honor de la Asociación Española de Abogados de Familia. "El padre tiene que alegar que es en beneficio del menor. No creo que un juez deje al crío en una situación anómala".
Citar y responder
 

Herramientas
Estilo

Reglas del foro
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is activado
Emotíconos está activado
El código [IMG] está activado
El código HTML está desactivado



Todas las horas son GMT -5. La hora es 04:27 .


Usando: vBulletin
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.
Advertisement System V2.6 By   Branden
Todos los derechos reservados, los aportes son responsabilidad del usuario que los envia.