Sex Devil

La Mujer De Tus Sueños 20 [Archivo] - Voyeur Azteka

PDA

Ver versión completa : La Mujer De Tus Sueños 20


ojodepayaso
20-sep-2007, 11:15
Factor sorpresa

Hay un dicho que dice que las personas inteligentes hablan sobre
ideas, y las mediocres, sobre otras personas. Está bueno. Y
realmente es mucho más constructivo y divertido discutir ideas que
hablar sobre la vida de otras personas. Hay mucha gente que opina lo
contrario, pero yo pienso que la vida de los demás es normalmente
tan aburrida, que no vale la pena detenerse en ella.

En “El retrato de Dorian Grey”, Oscar Wilde narra que Dorian
concurre a una cena de su aristocrático círculo, en donde había un
personaje (no me acuerdo el nombre) que hacía veinte años que no
hablaba porque no tenía nada interesante que decir. Divino el
chabón.

Y es verdad. Si nos limitáramos a contar solo cosas interesantes,
no hablaríamos una mierda.

¡Qué oportunidad, señores!

¿Estás muerto con una minita que está bárbara? Seguro que tiene
novio o mil buitres alrededor.

¿Qué importa?

Arquitectos, taxistas, millonarios, vagos, maestros, asistentes de
marketing, corredores de bolsa, cadetes de supermercado,
estudiantes, filósofos, polistas. Todos se parecen.

Pero seguro que ninguno la llevó al cine a ver dibujitos animados.
Ninguno la pasó a buscar en limousine para ir a morfar a “Pancho
46”. Ninguno le preguntó si le podía besar un ojo, en la primera cita.
Ninguno salió con ella un sábado a la noche de jetra porque sí.
Ninguno paró el auto en una plaza y peló una botella de champagne
del baúl para tomar a la luz de la luna. O la pasó a buscar un
domingo a la tarde para que lo acompañe a sacar a pasear chicos de
un hogar de huérfanos.

Hay mil boludeces (para todos los presupuestos) que podés hacer
y que nadie hizo nunca antes por ella. Y no sabés cómo les gusta.

Un día pasé a buscar a mi amiga Carina para ir a almorzar. Cuando
vi a la recepcionista del lugar en donde trabajaba Carina, no lo podía
creer. Era la más linda de la vida. ¿Viste cuando la revista “Gente”

hace esas producciones en la playa y te muestra “Las diosas del
verano”? ¿Esas minas que sin ser modelos, están increíbles? Bueno.
Esta tenía diecinueve añitos y ya había salido dos veranos
consecutivos en esa nota… Pregunté por Carina y mientras esperaba,
me hice el reverendo pelotudo, como si la recepcionista hubiera sido
Betty la fea. “Mañana tratá de estar cerca de la recepción a eso de las
cuatro y después llamame y contame”. Fue todo lo que le dije a
Carina cuando volvimos del almuerzo.

Cuatro y cuarto, cuatro y media, se presentó en la recepción del
trabajo de Carina una mina vestida tipo payaso, portando un
acordeón en la mano. La encaró a Mariana (la susodicha) y comenzó
a entonar un mensaje cantado de mi parte. Era una canción que
hablaba de lo fuerte que estaba Mariana para mí.

La gente se empezó a agolpar en la recepción desde todas las
oficinas. Las risas y los aplausos envalentonaron a la cantante tanto,
que terminó la canción y comenzó a gritar a los cuatro vientos que
Mariana se casara conmigo, que era un tipo maravilloso (me había
visto una sola vez en su vida) y diversas boludeces acerca del amor
(que yo no compartía).

El llamado de Carina nunca llegó. El que llegó fue el de Mariana.
Nos vimos al día siguiente.

WARNING: Medí muy bien a la candidata. La misma cosa puede
ser muy cool para una mina, una grasada para otra, o hacerte quedar
como un psicópata con otra.

Creo que un buen test para saber si lo que se te ocurrió va a
funcionar o no, puede ser la capacidad de la acción de generarle una
sonrisa (el impacto se descuenta, si es algo de verdad distinto). No te
olvides que la acción apunta nada más a abrirte una puerta. U nada
mejor que te abran una puerta sonriendo. Apuntale a lograr buena
onda, que con eso no te vas a ir al carajo seguro. No es muy
aconsejable irse al carajo de entrada, ¿verdad?

Manolo tenía una costumbre un tanto exótica, tan inofensiva como
efectiva. Cada vez que salía con una candidata, llevaba alguna
huevada en el bolsillo que llamara la atención por su sola presencia.
Un juguetito del año del orto, un adorno tallado en madera; cualquier
cosa que cupiese en su bolsillo, y que en lo posible fuese colorido,
brillante y misterioso. Cuestión que el tipo, en un determinado
momento de la cita, lo pelaba como por casualidad, como para
juguetear, como si no se diera cuenta y lo pasaba de mano en mano,
mientras fingía absoluta concentración en la conversación.

Ya lo dijimos: las mujeres no pueden controlar su curiosidad.
Resultado: ciento por ciento de eficacia. Todas preguntaban algo. Y
ahí Manolo inventaba alguna historia de acuerdo a su estado de
ánimo, humor u onda con la chica de turno. Pero el tema es que el

objeto no sólo le daba tema de conversación para rato, sino que
además le daba a él un perfil diferente a cualquier otro pretendiente
de la niña. Es decir: lo diferenciaba.

Ahora WARNING!: a las chicas les encanta los chicos creativos,
pero tienen cierta tendencia a temerle a los extraños. O sea que si
vas a usar este pequeño truquillo, recomendamos no pasarte de
exótico. No peles una yarará hibernando, del bolsillo. Alcanza con
algo normal, común, chiquito. ¿Será que los extraños son más
difíciles de controlar?

También sirve algo de ropa peculiar. Pero más WARNING! La ropa
exótica está en el filo de la navaja de ser vulgar. Siempre que elijas
algo raro, tené en cuenta que sea sobrio. Yo tenía un pantalón de
gamuza bordó que era increíble. No solo tenía mucho estilo, sino que
además tenía la particularidad de tener una costura debajo de las
rodillas, simulando estás hecho con dos telas distintas, cuando en
realidad era la misma (como los pantalones cargo de ahora). ¿Viste
que si a la gamuza la peinás para un lado parece más oscura y si la
peinás para el otro parece más clara? Bueno. Miles de veces, estando
sentado al lado de alguna chiquilla en algón antro de perdición
nocturno, peinaba la parte del muslo para un lado, la perte de abajo
para el otro y la tela que va arriba del cierre para otro. En la
oscuridad, parecía un pantalón hecho con distintas telas. Luego
iniciaba una tímida conversación al respecto. Sí, ¡porquería! Estás
deseando saber ya cuántas señoritas tocaron la parte del cierre. 70%
de efectividad. Debo reconocer que muchas veces fui ayudado por
algún amigo cómplice en la patraña y que el 100% de ellas lo hizo o
inocentemente o fingiendo inocencia. ¡Pero qué resultados, Dios!

Para terminar: tené en cuenta que la originalidad se ejercita. Miles
de veces escucho gente decir que no es creativa y la verdad es que
para que se te ocurra algo, sólo tenés que ponerte a pensar un buen
rato. No abandones a los diez minutos si no se te ocurrió nada. La
creatividad es mucho más un trabajo que un don.

Además, te juro que te vas a divertir un buen rato pensando con
que boludez impactar a la chiquilla.

GUIA ORIENTATIVA PARA GENERAR SORPRESA

Tirarse sobre el césped a cantar al sol.

Llevarla a ver una película de dibujos animados.

Salir vestido de traje un día del fin de semana.

Llevar champagne en una heladerita en el baúl del auto.

Tomarlo en una plaza.

Llevarla a un lugar que no esté para nada de moda, pero que de todas maneras tenga su encanto. (Ej: Boliche donde se baile tango, o clásica confitería de los ’70).

Llevarla a comer algo raro. Ej: Comida húngara.

Llevarla a la cancha a ver un Boca-River.

Llevarla a un cantobar y cantarle un tema.

Llevarla a un museo.

Llevarla a un zoológico en donde se pueden tocar los animales.

Pedirle que te acompañe a llevar a pasear a un sobrinito.

Hacer una selección de música de determinado interprete que no

esté de moda, pero que sea excelente.

Llevarla al planetario.

Llevarla a la ciudad de los niños.

Invitarla a comer a tu casa y cocinar vos.

Regalarle una caja o frasco grande de algo comestible, que sepas que le gusta mucho.

Regalarle un CD de algún interprete que sepas que le encanta.

Conseguir un par de entradas para ver un recital en vivo de dicho interprete y regalárselas para que vaya con quien quiera.

Musicalizar un paseo en auto con un CD de “Titanes en el Ring”,

“Gaby, Fofo y Miliki” o “Chiquititas”.